tolerancia

El linaje en Wicca

Cuando conozco Wiccanos solitarios eclécticos que nunca han estudiado en el seno de una tradición, casi siempre sale a colación mi pertenencia a una tradición con un corpus establecido, con un sistema de grados y con una iniciación propiamente dicha. Casi todos los solitarios que conozco, en ese momento, acaban cosiéndome a preguntas que me limito a contestar con la mayor naturalidad. Mi tradición, y por consiguiente mi linaje, es sólo uno de los aspectos que conforman mi creencia religiosa: es mi familia espiritual y de quienes he aprendido casi todo lo que sé, pero no lo es absolutamente todo, a pesar del respeto y la reverencia que siento por todos los miembros de ésta. Por tanto, no considero que mi pertenencia a una tradición o los principios básicos de la misma deban ser secreto de Estado. Es cierto que los detalles de la ideología Correlliana (la tradición en la que estoy) y de su material de estudio normalmente me los salto en las explicaciones que ofrezco, pero porque considero que dichos entresijos de la tradición son para alguien que realmente esté en ese camino, y que tampoco hay que monopolizar las conversaciones con según qué detalles. Ésta es mi opinión y esto es lo que practico normalmente en mis interacciones sociales. Sin embargo, los amigos solitarios a los que he ido conociendo a veces me comentan que se han encontrado con Wiccanos adscritos a una tradición que le dan una importancia capital al linaje.

Pero, ¿qué es exactamente el linaje?

linaje.

(Del prov. linhatge o cat. llinyatge).

1. m. Ascendencia o descendencia de cualquier familia.

2. m. Clase o condición de una cosa.

3. m. pl. Vecinos nobles reconocidos por tales e incorporados en el cuerpo de la nobleza.

El vocablo provenzal y catalán del que viene nuestra palabra, viene a su vez de la voz latina “linea”, que quiere decir exactamente lo mismo que la palabra “línea” en castellano. Por tanto, el linaje en Wicca se refiere exactamente a la procedencia de nuestro aprendizaje, a la persona que nos inicia en la Wicca y que, de esta forma, se convierte en nuestro “padre” o “madre” espiritual.

Podemos entender el linaje de dos formas diferentes:

El linaje organizacional: Entendido esto como la sucesión de responsables de determinada tradición, o de una parte de dicha tradición. Por ejemplo, en el seno de un templo o coven, sería la sucesión de sumos sacerdotes o sumas sacerdotisas que, con el tiempo, están al cargo de dicha organización.

El linaje espiritual: Es entendido como la procedencia de nuestras creencias espirituales, y es el que se suele dar cuando un individuo inicia a otro en Wicca tras un periodo de entrenamiento y aprendizaje a cargo normalmente del que inicia. Las diferentes tradiciones tienen variadas opiniones sobre quién nos otorga el linaje, puesto que para algunas nuestro Maestro sería el que nos inicia en el Primer Grado, mientras que para otras es el que nos inicia en el Tercer Grado (Sumo Sacerdocio), en el caso de aquéllas que tienen diferentes escalones de aprendizaje.

Importancia del linaje

Como todo, la importancia que le demos a esto es relativa, y no hay blancos ni negros, sino que existe todo un espectro de opiniones al gusto.

En la Wicca basada en tradiciones suele ser bastante importante, debiendo el Iniciado un respeto y lealtad especial al Maestro y hacia la propia estructura. Estar en este tipo de organizaciones garantiza una cierta protección y confianza, ya que te encuentras “arropado” por toda una familia espiritual que te apoya, aunque no les tengas cerca (sobre todo con internet). En contrapartida, comentar que, como en todas las organizaciones conformadas por humanos, a algunos Maestros se les puede subir bastante el cargo, olvidando que no sólo es el Alumno el que debe respetar al Maestro, sino que el Maestro también le debe respeto al Alumno, ya que gracias a él su propia estructura va a crecer y evolucionar, y las nuevas generaciones (aunque sean espirituales) siempre son la esperanza y el futuro de cualquier organización. Ser un buen Maestro no sólo implica transmitir correctamente los conocimientos, sino demostrar mediante el ejemplo al alumno que puede superarse y crecer, estar orgulloso del Alumno y sobre todo saber transmitir con las acciones los valores que promulgamos en nuestra religión.

Por otro lado tenemos a los solitarios eclécticos, que normalmente se auto-inician. La ausencia de linaje para éstos está basada en que el primer wiccano de la Historia tuvo que auto-iniciarse, cosa que es de lógica aplastante. La principal ventaja de los eclécticos es que no le deben lealtad a ninguna estructura: nadie les impone en qué especializarse, ni qué estudiar, ni tener uno, dos, o tres grados… la libertad del auto-iniciado es absoluta, pudiendo elegir sus referencias de aprendizaje a placer siempre dentro de la ideología wiccana. En contrapartida, y por lo que me cuentan mis amigos, se pueden sentir un poco menos apoyados por una estructura, incluso a veces pueden ser despreciados por aquéllos que consideran que la Wicca dentro de una tradición es “superior” o “mejor”.

En resumen, el linaje es un asunto al que cada uno le puede dar mayor o menor importancia, pero siempre y cuando dicha importancia sea personal y sin necesidad de menospreciar a nadie. Muchas veces veo que X critica a Y porque no está iniciado/a en el seno de ninguna tradición, o incluso he llegado a ver que X considera que la tradición de Y es “inferior”. Creo que esto va en contra de la Rede y deja en bastante mal lugar a la tradición de la persona que critica por dos razones: 1) la Wicca es una tradición de respeto hacia las creencias de los demás y 2) la comunidad wiccana es muy pequeña y en internet (donde se suelen dar este tipo de ataques) es más pequeña todavía, así que casi todo el mundo se conoce y este tipo de comportamientos son rápidamente detectados, siendo el “criticón” normalmente dado de lado por el resto de los miembros.

Recordemos que no existe tradición “mejor” que otra tradición, ni linaje “superior” a otro linaje, con lo cual esto, hoy día y con los medios de los que disponemos, resulta una preferencia estrictamente personal.

Finalmente, una última palabra sobre todos aquéllos que ofrecen un linaje “demostrable” y “verdadero”. Hoy día, casi todas las tradiciones ofrecen algún tipo de demostración del linaje que se tiene o del rango obtenido, incluso algunas organizaciones se encuentran inscritas como asociaciones religiosas (normalmente en Estados Unidos donde existe exención de impuestos para éstas) y están obligadas a llevar un registro de sus miembros, teniendo incluso que pagar una tasa gubernamental al inscribirse en el registro (lo digo por propia experiencia). La pertenencia a una tradición es más que demostrable también contactando directamente con el supuesto Maestro de quien diga de sí mismo que tiene ese linaje. Si alguna vez tenéis dudas sobre si alguien tiene un linaje y se os presenta como Maestro/a, mi consejo es que le preguntéis a qué tradición pertenece, si os puede dar pruebas y que hagáis las averiguaciones pertinentes con dicha organización.

Reacciones en España al reconocimiento en el Reino Unido del Druidismo

La noticia del reconocimiento en el Reino Unido del Druidismo ha corrido como un reguero de pólvora por la comunidad pagana, y los medios de comunicación no se han hecho esperar. No sólo se han visto titulares en los principales diarios británicos, sino que el asunto ha trascendido internacionalmente y finalmente ha llegado a la comunidad hispana.

Empezaré reconociendo lo difícil para muchos: Los paganos no estamos exentos de fallo, sino que los tenemos y son muchos, empezando por la insana manía de algunos de no reconocer de dónde venimos, y de olvidar que no somos una “Antigua Religión”, sino la reconstrucción, la heredera, de la misma. Por ejemplo, para los Wiccanos, decir que somos los practicantes de la “Antigua Religión”, desde mi punto de vista es, cuanto menos, simplista, ya que tenemos mucho más detrás de nuestra creencia, desde Hermes Trismegisto hasta Aleister Crowley, personajes (inventados o reales) que no existían hace 3000 años cuando las religiones politeístas y por tanto el Paganismo eran moneda corriente en todo el mundo. Sumado, claro está, a que cada zona tenía su propio tipo de religión pagana. Con lo cual, lo que podemos decir a ciencia cierta es que somos lo que somos ahora, en este momento: un tipo concreto de reconstruccionismo pagano que salió a la luz en el S. XX.

Sin embargo, la pagana incendiaria que llevo dentro (y que pocas veces sale) ha despertado esta tarde al escuchar la intervención de uno de los colaboradores de Luis Herrero en el programa “En casa de Herrero” de esRadio. No suelo escuchar esta emisora, pero estaba sobre aviso de que iba a intervenir alguien de la directiva de PFI España para informar a los oyentes de este reconocimiento, y me dispuse a escuchar la intervención de Ángel Luis Pérez Velasco como representante de dicha asociación.

Tras la intervención del representante de la Federación, la cual no evaluaré por una cuestión de desconocimiento (esto lo tendrían que hacer los druidas y la Druidnetwork, no yo que soy Wiccana), uno de los locutores empezó a decir que cómo se atrevían algunas religiones a pedir los mismos derechos que otras, alegando que existen religiones “muy evolucionadas” (como el Cristianismo, según este señor), que habían ido mucho más lejos de un simple análisis antropológico al haber establecido alrededor de sí mismas todo un corpus filosófico.

Es cierto que ha habido eminentes filósofos en las filas del Cristianismo y no quisiera quitarles mérito: desde San Pablo hasta San Agustín de Hipona, e influenciando a Descartes y su demostración del concepto de Dios, el Cristianismo se ha demostrado una religión harto propensa a la Metafísica. Sin embargo, a veces se olvida que nosotros, los Paganos de hoy, ciudadanos como cualquier otro, somos herederos también de esa tradición filosófica cristiana debido a la huella imborrable que esta confesión religiosa ha tenido y tiene en el pensamiento occidental.

Pero vayamos más lejos. Se discute la legitimidad de los paganos para exigir que sus religiones sean reconocidas, pero se olvida que las religiones monoteístas vienen con casi toda certeza de religiones paganas:

– El Pentateuco (los primeros cinco libros del Antiguo Testamento, en la Biblia), tiene cuatro fuentes bien diferenciadas y por tanto existen cuatro nombres diferentes para nombrar a Dios. Dichas fuentes son: Sacerdotal, Deuteronómica, Elohísta y Yahvista. Estas cuatro fuentes se corresponden con cuatro tradiciones diferentes, probablemente con sus cuatro dioses distintos (de ahí que a veces Dios sea llamado Yahveh o Elohim indistintamente), que con el tiempo acabaron asimilándose debido a guerras o alianzas. ¿Deslegitima esto al Cristianismo? No, pese a que esto demuestre que es igual de “artificial” que cualquier culto neopagano.

– Hay libros que fueron escritos con la intención de que parecieran profecías, si bien fueron escritos tiempo después (en ocasiones siglos) de que los hechos supuestamente proféticos se narraran, por ejemplo, el Apocalipsis. ¿Deslegitima esto al Cristianismo? No, pese a que esto vuelva a demostrar que es igual de “artificial” que cualquier culto neopagano.

Podría seguir poniendo ejemplos de la Biblia, como el Cantar de los Cantares que no es más que un poema erótico de la zona del creciente fértil reconvertido en texto sagrado (interpretado como un bello poema de amor entre Dios y su Iglesia), pero no quisiera que nadie se sintiera ofendido ya que siento un gran aprecio por mis amigos Cristianos. Lo único que quiero ilustrar con estos ejemplos es que todas las religiones tienen luces y sombras, que ni las luces ni las sombras deslegitimizan a ninguna confesión siempre y cuando su fin último sea el bienestar del individuo que la profesa, y que absolutamente todos tenemos derecho a rendir culto a nuestros dioses amparándonos en la ley y el estado de derecho. Y si hasta ahora no hemos hecho un análisis filosófico demostrando la existencia de Dios es, simplemente, porque no lo hemos necesitado.

Mi último libro publicado

¡Síguenos en Twitter!

Entradas por categoría

Entradas por fecha

Ouróboros, Webring pagano

Miembro de PFI España

Comentarios recientes