¿Puede todo el mundo practicar magia?

Me fascina la idea de que se diga que la palabra ‘Wicca’ esté relacionada con la palabra tejer (‘weave’ en inglés). Se suele decir que está relacionada con ‘witch’ (brujo/a) y con ‘wise’ (sabio/a), pero en ocasiones he leído que está relacionada con la palabra tejer y esa idea me ha parecido siempre muy bonita. Ahora bien, no puedo decir si esta relación es verdadera o no, porque mis conocimientos no llegan tan lejos. Aun así, me parece acertada para el propósito de esta entrada.

Los brujos y brujas que practicamos Wicca sabemos que nuestra realidad se moldea según nuestra emoción y nuestro pensamiento. Hacemos el mundo según nuestros deseos. Si creemos que algo es perjudicial para nosotros, ya lo podemos pintar de rosa y ponerle lazos, que va a ser perjudicial. Esto me lo enseñaron en mi Tradición: lo que crees te delimita, y por tanto si crees que no puedes hacer un viaje astral sin que exista un cordón de plata, para ti será así. Si tienes miedo de la magia, pues la magia no te funcionará. Si consideras que tienes en tu casa un ente malévolo, pues así será. No estoy diciendo que no existan los entes malévolos por sí mismos, pero sí que en cuanto crees en algo eso se hace realidad, porque para eso la tejemos.

Insistimos mucho en la necesidad de meditar, de trabajar internamente y de conocernos a nosotros mismos no porque éstas sean herramientas que den poderes mágicos. Los poderes ya se tienen de nacimiento, los tiene todo el mundo. Se medita, se trabaja internamente y se intenta conocer a uno mismo porque éstas son formas de conocer cuáles son esos sentimientos y pensamientos que están dando forma constantemente a nuestra realidad. Y tampoco para controlarlos, sino para conocerlos. Un sentimiento no se puede controlar, eso es algo que ningún ser humano es capaz de hacer, pero se puede aceptar, integrar y comprender. Cuando nos comprendemos a nosotros mismos, nos sanamos. Incluso algo que parece tan tremendo como la tristeza tiene un fin evolutivo, que es el de hacer que nos paremos, pero no podemos controlarla: debemos aceptarla y saber qué subyace, aceptar ese momento de tristeza y luego, poco a poco, dejar que vaya desapareciendo para intentar sacar a relucir otros sentimientos, como la alegría. Puede haber una gran cantidad de sanación del alma en una lágrima, en una sonrisa o en una sorpresa, si sabemos cuáles son las circunstancias que han provocado esos sentimientos y aceptamos que son cosas que pasan en la vida y que esto se trata de seguir adelante.

Me han llegado a preguntar si todo el mundo puede practicar magia. La respuesta es que sí y no a la vez. Sí, porque poder, todo el mundo puede. No, porque deber, no todo el mundo debe todo el tiempo. Si se practica magia llevado por el enfado, la tristeza o la euforia sin saber nosotros muy bien qué provocan esos sentimientos, la magia puede tener consecuencias que en principio no vamos a poder controlar. Hay personas que entran en este camino espiritual por la magia, por ese concepto romántico de tener “poder”, y eso no es especialmente positivo para ellos porque no saben siquiera para qué quieren ese poder. Me aventuraría a decir que para tener control, quizá, de su propia vida. Pero no se obtiene control de tu vida a través de la magia: se consigue a través del trabajo interno, de conocerse uno, de meditar con uno, de vivir una existencia consciente y plena. La magia y el camino espiritual no son el sustituto del psicólogo, ni del psiquiatra, ni del médico, ni del amigo, ni de la madre, ni del padre, ni del hijo, ni de uno mismo. La Wicca es una religión y no una tirita para una herida. La magia es algo que se tiene desde que se nace, que nos hace ver reflejado en el mundo lo que somos nosotros mismos y que nos ayuda a iniciar un cambio dado, de acuerdo con nuestros deseos. Pero si vemos la vida desde el enfado o la indignación, el mundo va a estar constantemente enfadado e indignado con nosotros mismos. Lo ideal es darse cuenta de que se está enfadado o triste, y no hacer magia en esos casos.

Si estamos en un momento difícil de nuestra vida, que a veces puede pasar, no ocurre nada. No se hace magia y no se va a acabar el mundo. Se deja uno a uno mismo tranquilo, se acepta la situación y se da el tiempo necesario para recuperarse. Las emociones, igual que la enfermedad, están para algo y es para descansar. Los caminos espirituales, aunque pueden ayudar, pueden revolver demasiado en una persona que necesite recuperación o crecimiento a nivel de inteligencia emocional. Lo mismo ocurre con las iniciaciones: creo que ya comenté en una ocasión que una iniciación en un camino mágico no es una terapia ni una cura milagrosa, sino el principio y el final de algo. Hay que estar muy entero para estar dispuesto a bucear en uno mismo, hay que estar muy entero también para morir simbólicamente y volver a renacer, que es lo que implica una iniciación. Si “morimos” figuradamente con cosas pendientes, el resultado de ese ritual será quizá menos catártico que si lo hemos dejado todo más o menos saneado. He aquí también la respuesta al año y el día de estudio mínimo que se pide en la mayoría de las corrientes wiccanas.

Recordando que somos responsables y tejedores de nuestra realidad, recordaremos que habrá momentos en los que podremos hacer magia, estudiar y vivir sin mayores incidentes, mientras que habrá momentos en los que también será necesario meternos en nuestra crisálida interior, sanarnos, pararnos a contemplar la vida y luego seguir adelante. Al fin y al cabo, la verdadera magia está y estará siempre dentro de nosotros mismos.

8 respuestas a ¿Puede todo el mundo practicar magia?

  • tarhanna Drake dijo:

    Excelente reflexión, Lady Harwe, al final, resulta que ya tenemos todo lo que necesitamos, y siempre sucede lo que ha de suceder y la verdadera magia es llegar a hacerse consciente de ello y aceptar las cosas como vienen viviendo el momento presente. A este respecto, y si se me permite poner humildemente mi granito de arena, me gustaría hablar de un libro: “El proceso de la presencia”, de Michael Brown, basado en enseñanzas de nativos americanos propone un método de limpieza emocional facilísimo de hacer, aunque complicado de llevar a cabo por las resistencias de los individuos. Yo lo hice dos veces y experimenté una mejoría en mi vida muy notable. Y pienso volver a hacerlo.
    El libro parte de la premisa de que esa limpieza y sanación la ha de hacer el propio interesado, y nadie más, y escribió el libro para evitar el mercadeo de los cursos y esas zarandajas. Es una passada!!!

  • todo dijo:

    La unica magia que existe es la mistica, creo en los misticos, pero no en lo que plantea la wicca.

  • todo dijo:

    Hace tiempo participaba en un foro de wicca, y cuantas brujas con años de solteria habia a sus espaldas. Entonces, que sucede con sus hechizos, pociones, etc de amor? Pues que evidentemente no funcionan.

    • Harwe dijo:

      Permíteme un apunte… los hechizos de amor no es una cosa que haga un wiccano normalmente… no solemos meternos en los libres albedríos ajenos, de hecho, va en contra de nuestra ética. No sé en qué foro estuviste, pero honestamente la Wicca no es simplemente magia, es una religión, por tanto que no creas en la Wicca me parece totalmente normal porque es como ser de cualquier otra creencia. No sé qué tipo de “Wicca” se practicaba en ese foro, pero no es lo que yo practico, que soy quien escribe el blog.

  • julian dijo:

    Comparar la wicca con el budismo por ejemplo es como comparar un juego de la mega drive con la play4.

    La wicca no la creo ningun mistico ni ningun iluminado, solo un oportumista que se aprovecho de la ignorancia de los demas para crear algo sencillo y bonito.

  • Yliria dijo:

    Buenas noches, Harwe!
    Hubiera preferido poder mandarte esto por algún correo privado, sobre todo por si me extendía demasiado, pero no importa.
    No sé muy bien cómo escribirte todas mis dudas, pues vienen dadas por muchas desilusiones y, sobre todo, por una racha un poco mala, una especie de círculo de pesimismo. ¿Por qué no buscar entonces algo que ayude a seguir para adelante? ¿Pensar que la mala suerte puede irse a base de mi fuerza interior es inútil? Llevo un día un poco frustrante en casi todos los sentidos, de modo que perdona si suena todo un poco tristón pero, por preguntarlo de algún modo: ¿podría la wicca ayudar a alejar todo eso? He leído y releído mil y una informaciones, pero sigue habiendo cosas que me hacen dudar (igual te parecen tonterías); supongo que, simplemente, no tengo fe ciega en nada concreto (no me refiero a ‘fe ciega’ en sentido fanático, claro), lo cual es un poco triste. Creo que hay ‘cosas’ que no puedo ver, eso sí…

    Pfff sé que es un horror de mensaje, perdóname. Ha sido un día raro y, aunque dudo si mandarte esto, creo que tengo que hacerlo, aunque sólo sea por aprender un poco más.

    Un saludo enorme de una pequeña inculta un poco perdida :)

    • Harwe dijo:

      Hola Yliria. Normalmente no respondo a los comentarios pero esto creo que debo dejarlo claro. Estoy leyendo tu mensaje y veo tristeza, pero eso no lo puede solucionar un camino espiritual ni una religión. Eso lo soluciona uno mismo. La wicca no es la solución a tu problema, porque la solución la tienes sólo tú. Sé que no es la respuesta que quieres oír ni leer, pero ante todo debo ser honesta. Ánimo, a coger las riendas de tu existencia, que sólo tienes una, y ¡dale un bocado a la vida y al universo! Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi último libro publicado
¡Síguenos en Twitter!
Entradas por categoría
Entradas por fecha
Ouróboros, Webring pagano
Miembro de PFI España