Dioses “blanditos”: el caso de Brigit

El otro día me decía un alumno que, con todo el respeto, mi Divinidad patrona y a la que tengo dedicado el Templo desde hace 9 años, Brigit, era “blandita”. No pude evitarlo: solté una carcajada que hasta el gato, que dormía plácidamente encima de la mesa del pc, se despertó. Me hace gracia el hecho de denominar “blandito” o “blandita” a una Divinidad, y más decirlo de una Diosa celta.

Durante estas semanas me he estado preguntando si mi Diosa patrona es “blandita”, de dónde se saca la gente eso (no es el primero que me lo dice) y qué hacer para remediar esa imagen. Un par de veces me he vuelto hacia su altar y le he preguntado, como hago a veces con ella (porque son muchos años y hay confianza) “Oye Brigit, ¿tú crees que eres blandita?”. Una voz interior me respondía “¿y tú qué crees?”.

Cuando conocí a Brigit, allá por el 2003, yo también pensaba que era blandita. Lo confieso. Nos la han vendido como una “doncella” (ya expliqué en este otro post que de doncella tiene poco), que es la Diosa de la Luz y todo lo bonito y lo bueno y los comienzos, que su fiesta es la noche de Imbolc y que por eso es la Diosa de la primavera, y que hay que hacer una cama para ella y un montón de cosas más. Cuando ahondas un poco en su mitología te das cuenta, primero, de que no es una Doncella, segundo, que de primaveral tiene poco, y tercero, de que no es una Diosa de la Luz. Es una Diosa del fuego.

El fuego es genial. Su descubrimiento permitió a nuestros antepasados sobrevivir largas noches a la intemperie, cocinar los alimentos y mantener a raya a los depredadores. Cuando el hombre antiguo descubrió el fuego, vio a una criatura frágil porque muere a la que lo tocas o le pones algo por encima, pero a la vez resulta letal y sobre todo muy disuasorio. Con el tiempo, el fuego se usó para a dar forma a los alimentos y a los objetos. Surgió el trabajo del metal y la creación de herramientas, que eran usadas, entre otras cosas, en la guerra, así que quien tuviera las mejores herramientas era considerado el más fuerte. El uso de herramientas y su perfeccionamiento es una de nuestras características clave como especie, porque nacemos enclenques y prácticamente inútiles, y para lograr las mejores herramientas el fuego resulta esencial. De ahí que Brigit sea patrona de los guerreros y los herreros.

Esas herramientas se vienen usando a diario no sólo para pelearnos entre nosotros. Uno de los usos más antiguos de la herramienta es el aprovechamiento de los recursos, entre ellos las hierbas. Hierbas que se han cocido o puesto en infusión en agua, hierbas quemadas, hierbas preparadas. Es raro que se consuman las hierbas frescas y si nos paramos a pensar nuestro amigo el fuego siempre tiene algo que ver en ello. El fuego sana porque prepara la hierba, también cauteriza una hemorragia. De ahí que Brigit sea sanadora.

Brigit también es una Diosa de la poesía. Es la patrona de los bardos y la función de éstos fue crucial en muchas culturas para la transmisión de valores e historias. En tiempos en los que no había internet, contar con un bardo que nos comentara mediante poesía y entretenimiento las historias de lugares lejanos era un verdadero privilegio. Los bardos tenían tanto poder que si cantaban una maldición contra alguien, ese alguien no tenía escapatoria: tal es el poder del lenguaje en nuestra especie. Y yendo aún más lejos, las mejores historias siempre se han contado de abuelos a nietos alrededor del fuego. De nuevo el fuego, de nuevo la tribu, de nuevo otra característica clave del ser humano: el lenguaje. Es tan crítico para nuestra especie que de él depende nuestras relaciones. Si la herramienta se lleva a la batalla, siempre es el lenguaje el que previamente declara la guerra.

La imagen que se tiene de Brigit: la confusión constante de los wiccanos con Santa Brígida

Si le pregunto a alguien qué imagen tiene de la Diosa a la que hago mi devoción, siempre obtengo más o menos la misma descripción. Es una mujer vestida de blanco o verde, con la cabellera roja y la piel blanca y los ojos verdes. Es sonriente y generosa, porque trae la primavera. ¿Ah sí? ¿Y la guerra, dónde está? Brigit es hija de Morrigan según algunas tradiciones, ¿no debería estar relacionada con lo belicoso? Brigit es la patrona de los guerreros y de los mercenarios… ¿dónde queda eso? ¿Dónde están las maldiciones que se cantaban en batalla y que llenaban de terror el corazón del enemigo, inspiradas por ella? ¿Dónde está la mujer celta que era madre y esposa, y a la vez igual de diestra en batalla que su compañero?

Creo que los wiccanos hemos confundido a Brigit con Santa Brígida, la mujer que colgó, según la tradición cristiana, su capa en un rayo de sol. Nos hemos confundido de plano y le hemos dado unos atributos más similares a los epítetos de la Santa, de los que remarcaría “La María de los Celtas” y “La Doncella Sagrada”, como ejemplos del mejunje cristo-pagano que hemos hecho con Brigit, y que ni nos planteamos desmentir mediante un estudio serio de los mitos celtas. La Brigit-Diosa, ni es la María de nadie (¡la Diosa Brigit no era virgen, eso para los celtas no significaba nada!), ni es ninguna Doncella sagrada (de nuevo la virginidad, qué pesadez). Brigit, como buena celta y encima princesa de su tribu, no sólo tendría todo el derecho a acostarse con quien quisiera, sino que tras su matrimonio seguiría manteniendo todos y cada uno de sus bienes. Así que nada de mentalidad de mujeres cristianas romanas: estas celtas eran de armas tomar y sus Diosas también.

Una vez desmitificado: ¿cómo es de verdad una devoción con Brigit?

Es una Diosa estupenda, es mi favorita y me encuentro muy a gusto con ella, pero no es blandita. Para ser honestos, no es en absoluto lo que nos venden, ni lo que normalmente vendemos los wiccanos de ella. Sí, gran parte de esta imagen fluffy de Brigit la tenemos los propios wiccanos, porque nos hartamos de describirla como si fuera la Virgen María en lugar de lo que realmente es: una princesa y madre celta, guerrera, herrera, fuerte. De todas formas, es posible y recomendable para un wiccano tener una devoción con Brigit, porque nos ayuda a ver que el fuego no es sólo “Luz”, sino que quema, que tiene carácter propio, y que las cosas no son siempre blancas o negras. Estamos demasiado acostumbrados a crear un mundo maniqueo a nuestro alrededor, pero es natural: somos herederos de la tradición cristiana. Creo que puede que haya llegado el momento no de desmitificar a Brigit solamente, sino de desmitificar todo el concepto de femineidad que tenemos y que es heredero de esos valores.

6 respuestas a Dioses “blanditos”: el caso de Brigit

  • viento en libertad dijo:

    me encanta (aplausos)

  • Runafuego dijo:

    Zas en toda la boca! jaja No en serio creo que necesitaba esa aclaración. Gran post!

  • Anami dijo:

    Me parece una gran reflexión. De hecho, tengo entendido que incluso varias de las historias de Santa Brigit apuntan a que tenia un carácter muy fuego, haciendo cosas muy poco propias de los convencionalismos de su época.
    Brigit me encanta, es una de mis Diosas favoritas y para mi muestra muy bien las caras de una Diosa triple. No le veo la lógica en llamarla ‘blandita’ sólo porque normalmente se asocie con la doncella, éste también es el caso de Artemisa y creo que a pocos se les ocurría definirla así.

  • Cris-Kell dijo:

    Anami… Santa Brígida era uan monja critiana reconcida por la Iglesia, no emponzoñes su nombre relaccionándola con la diablesa pagana Brigit, digna hija de la diablesa Lilit, pecadora y portadora de los pecados de la alscivia y el dolor menstrual.

    (Es divertido porque es ironía….)

  • Silvia dijo:

    a lo mejor al relacionarla demasiado con santa Brígida, se resaltaron sus aspectos blanditos , porque los santos cristianos sólo podían obrar con benevolencia. Es lógico, cuando la iglesia domina europa a través de los santos hace 2 cosas : muestra que su doctrina es bonadosa, y por tanto a todos ha de contentar, y también, da un modelo a sus súbditos para que se comporten como sus ídolos, los santos, de forma benevolente, sumisa y virginal. Yo no digo que la santidad cristiana sea mala en sí, pero le falta algo, la heroicidad, la libertad, la justicia, la consecuencia, no se . Vamos, los santos son la cara blandita de una moneda de dos caras, la iglesia , y la otra cara es tan siniestra, ¿que quién puede creerse esta? . Pues eso. Yo no soy una experta en ninguna divinidad, y esta era la primera noticia que tenía de que Brigit fuera ” blandita”, pero creo que la asociación con la santa a lo mejor influyó.

Responder a Cris-Kell Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi último libro publicado
¡Síguenos en Twitter!
Entradas por categoría
Entradas por fecha
Ouróboros, Webring pagano
Miembro de PFI España
Comentarios recientes