Las creencias de la Wicca

La Wicca es una religión sencilla y de creencias fáciles de entender. Además, permite gran libertad a sus creyentes, más allá de los aspectos básicos, si bien en éstos no suele admitir cambios ni mezclas. En este artículo pasamos a desgranar brevemente las creencias básicas de esta religión.

En primer lugar, la Wicca tiene la creencia en un ser superior. En nuestro caso, son dos: la Diosa y el Dios, femenino y masculino, espiritual y físico respectivamente. En las diferentes tradiciones de Wicca, los dioses reciben nombres diferentes y pueden llegar a ser entidades distintas, aunque esto se suele considerar secreto, ya que el nombre es poder. Además, dentro de cada una de las dos deidades, el creyente puede elegir un dios o diosa, que viene a ser una advocación del aspecto más global y que le permite acceder a ese arquetipo en particular. Algunos wiccanos, además, contemplan que los mismos Dios y Diosa son dos caras de la misma unidad, esto es, de una deidad primordial. Nosotros, igual que toda la existencia, formamos parte de la Deidad y por tanto estamos conectados con todo lo que existe.

En segundo lugar, la Wicca tiene un concepto del más allá. Se le puede llamar “Otro mundo” o “Summerland”, y es un lugar espiritual donde van a reposar las almas antes de volver a encarnarse. La Wicca cree en la evolución y el aprendizaje del alma, en que se pueden recordar sucesos, experiencias y lugares de vidas pasadas, y en que, paralelamente a la física, existen otras dimensiones donde existen entes que nos pueden guiar o ayudar en nuestro periplo por la vida.

Después tenemos el concepto moral de la Wicca. Básicamente se cimenta en dos bases: la primera es que todo lo que hacemos tiene consecuencias y además, al estar todo conectado, nos pueden venir en el transcurso de esta vida o de siguientes vidas. La segunda es que, para evitar males mayores pero vivir nuestra vida plenamente, podemos hacer lo que queramos mientras no hagamos daño a nadie. La Wicca no cree que sea el único ni más válido camino espiritual, sino uno de tantos.

La Wicca cree en la magia. Considera que el mundo se puede cambiar mediante el pensamiento y la emoción. También considera que la palabra está ligada al pensamiento, ya que ambos son procesos que no se pueden separar, y, por tanto, la palabra es poder.

Finalmente, y no menos importante, los wiccanos siguen los ciclos naturales para armonizarse con la existencia. Por tanto, celebran los ciclos de la luna en los denominados esbat, y los solares en los denominados sabbats. Estos ritos, junto con los ritos de paso, son de carácter social y se suelen celebrar en el seno de una comunidad, si bien hay wiccanos solitarios que prefieren hacerlos por su cuenta.

Para finalizar, apuntar que existen muchas creencias que son compatibles con ésta, pero que no forman parte de las bases de la Wicca. Por ejemplo, un practicante puede creer en los extraterrestres, aunque no necesariamente todos los wiccanos tengan que creer en éstos; o también puede utilizar una terminología dada y ajena a la Wicca, pero eso no significa que todos los wiccanos tengan que usarla también (como aquellos wiccanos que llaman ángeles o maestros ascendidos a los guardianes). Hay wiccanos que encuentran fuentes de referencia en el Hermetismo o en la Teosofía, pero esto no significa que todos los wiccanos tengan que creer y aceptar los preceptos de dichas corrientes. Ante todo, ésta es una religión que admite mucha libertad, siempre y cuando se sepa que cada uno puede tener una orientación ideológica de acuerdo con la tradición que siga y/o su formación.

9 respuestas a Las creencias de la Wicca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi último libro publicado
¡Síguenos en Twitter!
Entradas por categoría
Entradas por fecha
Ouróboros, Webring pagano
Miembro de PFI España
Comentarios recientes