Libro de las Sombras

Recibe el nombre de “Libro de las Sombras” aquel diario o libro de hechizos que lleva un coven wicano, para que sus miembros puedan recordar rituales, correspondencias de plantas o hierbas, hechizos, las principales características de las deidades, retc. Difiere de un grimorio en el sentido de que puede ser más que un simple compendio de rituales o hechizos, ya que se puede utilizar para mantener un registro de las prácticas del coven. De ahí la enorme extensión que puede llegar a alcanzar un libro de las sombras, y que sea muy habitual su frecuente renovación cada ciertos años (normalmente cuando se deteriora, o cuando se considera que el libro, por su tamaño, no puede albergar toda la información necesaria si ya hay muchas hojas escritas).

Como hay muchos wiccanos que son solitarios, éstos también optan por tener su propio Libro, aunque normalmente suele ser mucho más personal, pudiendo reflejar determinados aspectos de interés para el practicante. Por ejemplo, aquéllos que estén muy interesados en el herbalismo pueden incluir una amplia sección sobre botánica mágica. También se puede utilizar el libro de las sombras a modo de “diario de experiencias”, en el que el wiccano solitario toma nota de sus experiencias o devociones. Esto suele ser muy útil tanto si se trabaja en coven como en solitario, ya que mantener un registro de nuestras actividades nos puede ayudar a recordar qué hicimos en determinada ocasión, y para repasar los elementos centrales de un ritual para poder replicarlo posteriormente.

Por otro lado, apuntar que hay wiccanos que trabajan en grupo que prefieren tener un LDS (o BoS, del inglés Book of Shadows) para sí mismos y otro para su grupo. El primero sería mucho más personal, y el segundo es colectivo. Quién escribe en el Libro de las Sombras conjunto depende de cada coven: algunos prefieren turnárselo, otros prefieren que haya un “escriba” o persona con bonita letra y buena ortografía que quiera encargarse de ello, aunque al ser un LDS grupal, no debería contener apreciaciones subjetivas que sean propias del individuo que escribe. Si existiera alguna apreciación del grupo como conjunto, entonces sí se podría (y debería) anotar.

Tengo un libro de las sombras: ¿Ya soy wiccano?

Hay mucha gente que confunde ser wiccano con estar escribiendo un LDS. Para que nos entendamos, es como ser persona y escribir un diario: somos personas en cada momento de nuestra vida, pero para serlo no hay que escribir un diario. De igual forma, para ser wiccano no hay que escribir un Libro de las Sombras. Otra cosa es que esta práctica sea recomendable, pero tener un LDS no te convierte automáticamente ni en wiccano ni en aprendiz de wiccano. Imagina que tienes un Grimorio en tu casa, ¿esto te convertiría automáticamente en mago ceremonial? La respuesta es no.

Es la aplicación moral de las creencias wiccanas lo que nos convierte en wiccanos. La Wicca es una religión, pero no se basa en un libro, se basa en el camino que emprendemos desde el primer día hasta el último en el que intentamos vivir bajo unos preceptos.

Tengo el Libro de las Sombras de X tradición. ¿Soy miembro de esa tradición?

No. Las tradiciones son iniciáticas, es decir, siguen un esquema de introducción en las mismas basado en la iniciación del individuo. Hay tradiciones que tienen un LDS publicado (incluso hay wiccanos que han publicado su LDS voluntariamente, algunos también lo han comercializado en forma de libro electrónico o físico). Tener una copia del LDS de una tradición no te convierte en miembro de esa tradición, te convierte en un wiccano auto-dedicado (si has hecho ritual para ello) que sigue los rituales de esa tradición, pero no eres miembro de ella.

Asimismo, mucho cuidado con aquéllos que se auto-denominan practicantes de “X tradición iniciática” porque tienen una copia del LDS de dicho grupo, y que inician a otros en la Wicca, supuestamente en esa tradición y mediante sus rituales, pero habiendo sido ellos mismos auto-dedicados y no iniciados en el marco del colectivo del que han tomado nombre. No digo que no sea válido para aprender, pero sí que a la hora de exigir un linaje no cuenta en absoluto, y todos los que desciendan de esa persona no serán considerados miembros de la tradición propiamente dichos. Como acabo de decir, la posesión por parte de un determinado “maestro” del LDS o del “Libro publicado por X autor” no le convierte en “maestro” de ninguna tradición a no ser que haya sido iniciado expresamente en ella.

Por poner ejemplos, estoy curada de espantos ya de ver gente que se denomina “Maestro wiccano de la tradición Gardneriana” porque tiene el LDS de Gardner. Estas personas no han sido iniciadas, y por tanto, ni son practicantes de la tradición gardneriana ni están en posición de enseñarla a nadie, sobre todo porque la mayor parte de las tradiciones tienen secretos de iniciación que no revelan en los libros. Otro ejemplo es que, para los Correllianos, a pesar de que tienen libros escritos y disponibles comercialmente, y que es una tradición muy abierta al “gran público”, para obtener el Tercer Grado tienes que hacer una estancia de determinadas semanas en un Templo establecido, aunque seas estudiante a distancia, para obtener tu Grado de Sumo Sacerdote o Suma Sacerdotisa. En esta estancia se te enseñan los secretos de tradición que no vienen en los libros.

Libro de las Sombras y otro tipo de diarios

Hay wiccanos muy interesados en temas en particular que prefieren llevar un diario aparte del LDS para apuntar determinadas cosas. Casos muy frecuentes de esto suelen darse en los temas concretos de sueños y herbalismo.

El diario de sueños es un cuaderno en el que se apuntan los sueños que se tienen, ya que sólo recordamos lo que hemos soñado durante pocos segundos después de habernos despertado. Normalmente, se suele guardar cerca de la cama, junto con un lápiz o pluma para tener el material para escribir lo más a mano posible.

El diario de hierbas o herbario es un tipo de diario en el que ponemos información sobre plantas, normalmente con hojas secas o dibujos representativos de éstas, para su posterior estudio. No todos los interesados en herbalismo lo hacen, pero es una forma fácil de mantener un registro de las plantas que nos interesan. Suele ser positivo llevarlo a nuestras excursiones o paseos botánicos junto con un lápiz para dibujar o un bolígrafo para tomar notas.

También puede suceder que queramos mantener nuestras impresiones o apuntes sobre rituales de forma separada al LDS, reservando este último sólo a los “saberes” wiccanos. Esto es totalmente lícito, y de hecho permite mucha más libertad estilística y licencias al practicante, que puede escribir como quiera ya que estaría escribiendo un diario de experiencias.

9 respuestas a Libro de las Sombras

  • vesta dijo:

    gracias!, muy buen e interesante post.

  • Cielo dijo:

    No estoy demasiado de acuerdo con lo de que jamás se puede ser de una tradición u otra si no te has iniciado con un coven… Por ejemplo: Yo me inicié hace años en la tradición Gardneriana, pero con el paso del tiempo mis pasos me alejaron de ellos y acabé en una especie de peregrinación que me llevó a los rincones más insospechados del pais. Jamás dejé de estudiar y con el paso del tiempo me di cuenta de que me sentía muchísimo más representada con la Wicca Celta, por lo que con el tiempo mis costumbres y tradiciones fueron cambiando poco a poco aunque a día de hoy y después de todos éstos años en mis rituales tenga costumbres que doy por hechas. El caso es que yo ya no me considero Gardneriana y no por eso creo que necesite volver a iniciarme aún desconociendo los secretos de las otras tradiciones. Además, habiendo iniciado de la forma en la que yo sé pero habiendoles enseñado otras cosas ¿en qué convierte a los que he iniciado? ¿En Gardnerianos? ¿En nada? No lo creo…

    Por lo demás he de decir que en todos los grupos con los que he estado a parte del Libro de las Sombras del coven siempre he tenido a parte otro mío para reflejar mis impresiones personales, experiencias y cosas que he sentido. Además también tengo un block con mis sueños, pero eso desde que era niña porque mi madre estuvo obsesionada desde siempre con su significado (entre otras cosas, ella era muy bruja tambien xD mis tias la llamaban la horoscopisa xD) y siempre he tenido premoniciones con ellos así que son muy importantes en mi vida… Además colecciono libros de las sombras de esos que publica la gente, aunque hablen un poco de lo mismo siempre aprendo algo nuevo, aunque sea una sola cosa y además me hacen sentirme muy cercana a gente con unos sentimientos como los míos. Ahora estoy leyendo Diario de una Bruja, que lo compré por 3€ en un puestecillo en la estación de autobuses xD Es una preciosidad en verdad :3.

  • Cielo dijo:

    Y ahora me matas por la mamarrachada tan larga que he escrito XD

  • Harwe dijo:

    Mujer, que me refiero a “Tengo el LDS de la tradición X ergo soy de la tradición X pese a que no tenga iniciación”, no a “fui iniciada en una tradición y ahora he cambiado”. Normalmente, se dice que cuando uno se inicia en una tradición, el rango obtenido es válido para el resto de las tradiciones, o al menos debe serlo.

  • Cielo dijo:

    Bien, entonces dejemoslo como una aclaración porque yo al menos “a la hora de exigir un linaje no cuenta en absoluto, y todos los que desciendan de esa persona no serán considerados miembros de la tradición” me ha dejado un poco picueta.

  • x--xxx--x dijo:

    emm lolamento pero queria sabr como se consigue el libro de las sombras wicca :P

  • Yumirui dijo:

    hola dos preguntas ase poco que estoy con estas cosas de magias y que se yo pero,estoy buscando el libro de las sombras y no lo encuentro ¿lo siguen vendiendo? gracias chau :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi último libro publicado
¡Síguenos en Twitter!
Entradas por categoría
Entradas por fecha
Ouróboros, Webring pagano
Miembro de PFI España