Fluffy Bunnies

Llamar a un wiccano “Fluffy Bunny” es quizás lo peor que se le pueda llamar, el peor insulto o el mayor de los desprecios. Fluffy bunny, que literalmente significa “conejito de peluche” es un término designado para describir a un tipo de wiccano muy particular. De acuerdo con la web “Wicca For The Rest Of Us” este tipo de wiccanos también son llamados McWiccanos, Brujas de un libro, Insta-Brujos, Wicclets y Whitelighters (“luces blancas” o “guías blancos”, por la serie Charmed), y normalmente este tipo de creyentes están mal vistos por el resto de la comunidad wiccana, debido a las ideas erróneas que pueden llegar a dar sobre la Wicca, tanto a otros wiccanos que acaben de comenzar su camino en esta religión, como a personas no wiccanas.

Antes de entrar en materia, quisiera traeros un pequeño diálogo extraído de “Buffy Cazavampiros” (Buffy The Vampire Slayer) que ilustra perfectamente el comportamiento de los fluffy bunnies:

Willow: Hablan. Todas hablan. “Bla bla bla, Gaia, bla bla bla, la luna. El poder de la fuerza vital de la menstruación”.

Buffy: ¿No hay brujas de verdad en tu grupo de brujería?

Willow: No. Sólo un montón de iluminadas. Hoy en día cualquier chica con un tatuaje de henna y un especiero se cree hermana de los poderes oscuros.

¿De dónde viene el término?

Normalmente se dice que el término fue acuñado por primera vez por el webmaster de la página Why Wiccans Suck (por qué los wiccanos apestan), que afirmaba: “no tengo problemas con la Wicca, es a los wiccanos a quienes no puedo aguantar” y fue inspirado por el capítulo “Silencio” de la cuarta temporada de la serie “Buffy The Vampire Slayer” (precisamente por el extracto de diálogo que ponemos más arriba). Esta página desapareció, pero el término empezó a ser utilizado por otras webs, como la ya mencionada Wicca: For the Rest of Us, e incluso por el recientemente fallecido Isaac Bonewits en una de sus obras.

¿Qué son?

El webmaster de “Wicca: For the Rest of Us” da una idea de qué puede ser un fluffy bunny. En el subtítulo de su web, pone: “Stop the Fluff. Think for yourself. Fight the bunny”, que viene a traducirse como “Detén al peluche. Piensa por ti mismo. Lucha contra el conejito”. Por tanto, se puede entender a un fluffy bunny como alguien que no piensa por sí mismo y que acepta lo que le venga en los libros como si fuera una escritura sagrada. Con el tiempo, esta definición se ha ido ampliando hasta llegar a las siguientes características:

  • Son personas que no están interesadas en investigar sobre su propia creencia, tomando como verdaderas las opiniones de X autor reconocido y como si fueran un dogma de fe.
  • Se centran en la “Luz”. Para ellos, todo ha de ser “de luz”, llevando al extremo los sentimientos positivos y desechando completamente la destrucción (aunque la renovación sea necesaria).
  • Tienen una imagen de la Divinidad como ser benevolente y amoroso, y, por tanto, los humanos debemos comportarnos como seres de “Luz” y “Amor”, llevando a veces esto al extremo.
  • Ven la vida de una forma dualista, existiendo una división entre “los buenos” y “los malos”. Todos aquellos que no estén de acuerdo con ellos son vistos como “los malos”.
  • Suelen inventarse un linaje relacionado con la quema de brujas o los tiempos de la inquisición para dar más valor a su creencia. Suelen inventarse títulos para que les den poder de cara al resto de la comunidad, o utilizan nombres de autores reconocidos dentro de su nombre mágico o seudónimo para darse más importancia, normalmente con gran arrogancia.
  • Suelen distinguirse por una vestimenta “acorde” a su propia idea de lo que es un Wiccano, normalmente para llevar la contraria a la sociedad. Asimismo, acompañan esta vestimenta de todo tipo de herramientas ostentosas.
  • Piensan que la Wicca es “el camino correcto” y se ven en la necesidad de poner a los demás en éste (función “evangelizadora”).
  • Utilizan la Wicca como medio de rebelión hacia la creencia en la que fueron criados.
  • Utilizan la “Magia Blanca”, esto es, usan este término hasta la saciedad, sin darse cuenta de que la magia no tiene colores, ni polaridades, ni dualismos.
  • Suelen ser recién llegados a la Wicca, aunque esto no sucede siempre.

¿Qué hacer con ellos?

Normalmente se dice que los Fluffy Bunnies son novatos en el Paganismo, así que lo único que hay que hacer es tenerles paciencia, relajarse y dejar que ellos mismos vayan construyendo su propio camino. Muchos wiccanos han pasado por una época más o menos fluffy en sus comienzos, y luego han evolucionado hacia una práctica más racional, contrastada e informada, así que podríamos decir que esta etapa de maduración se arregla con la exposición a la comunidad. Debemos tener en cuenta que el gran “boom” fluffy bunny se dio cuando el mundo wiccano se estaba abriendo a Internet, con lo cual la escasez de medios e información para contrastar era evidente. Hoy día, con la cantidad de medios de los que disponemos para hacernos una idea completa de lo que es la Wicca, y teniendo en cuenta la necesidad de información que se suele sentir al principio, es más que lógico pensar que el wiccano recién llegado medio tendrá más de un solo texto para empezar su andadura y para documentarse.

Además, teniendo en cuenta el rechazo que provoca en la comunidad wiccana este tipo de practicantes y que el colectivo es cada vez mayor y está más maduro, es muy probable que el sistema se termine por auto-regular por sí solo.

Para saber más:

Isaac Bonewits: “Making Fauna Pagans”.

Wicca: For the Rest of Us.

 

19 respuestas a Fluffy Bunnies

  • Felicidades, un gran artículo.

  • Harwe dijo:

    Gracias a ambos. Sme, éste te lo debía :P.

  • Mysterious_boy dijo:

    Ole!! pedazo de artículo!!

    jajaja smeholet tiene razon en lo que la adolescencia es una enfermedad que se cura… y muchas veces el fluffynismo junto con ella xD

    He de confesar que yo tuve mi pasado fluffy bunnie total, y no me avergüenzo de ello, creo que fue necesaria para evolucionar…y saber como comportarme ante nuevos fluffys que me encuentro a menudo…y es cierto…respirar y con paciencia y sin ego escuchar (toma pareado)

    Un Abrazo y felicidades

  • Daniel Expósito dijo:

    ¡Buen artículo!

    Lo que hecho en falta es que menciones la última fase por la que pesa el fluffy, y es la de “Ya no soy Fluffy”.

    Personalmente considero que es la peor etapa.Y el mundo está lleno de gente estancado precisamente en esa.

    Un abrazo!

    Daniel

  • luna dijo:

    muy interesante y q buen articulo, cada dia sin duda aprendemos cosas nuevas :)

  • Pues conozco a algunos paganos que hace décadas que pasaron la adolescencia y no se han curado, ni de la adolescencia de ni del Fluffy-Bunnismo. Resulta bastante patético.

  • Cielo dijo:

    La época de Charmed fué muy terrorífica para nuestro mundillo xD Aún recuerdo a peña de flipados hablando de angeles o preguntando by the face si teníamos que ver con Lucifer. Todo muy LOL xD Por suerte esa época ya pasó y todos los colectivos han tenido una época molesta en la que se pone de moda y acaba haciendo bastante daño (y por algún motivo que no comprendo siempre acaba reduciendose a “son satanicos” O_o).

    También me contó mi amiga Issis que hace un par de años en Jaen el Wicca se puso de moda entre los góticos y que todo gótico que no era Wiccano era mirado por encima del hombro por los demás. xD ¡Claro! ¡Todos sabemos que para ser autenticamente gótico hay que ser wiccano! (¿Hola? xD)

    De todos modos yo no me preocupo porque esa gente o bien evoluciona y acaba centrandose realmente en lo que en verdad es la fé en ésta tradición o bien se aburre y se desentiende una vez que se le pasa la moda.

  • Elouan dijo:

    Me ha encantado el artículo. No sé por qué tengo cierto resquemor contra los fluffy bunnies… en concreto de los que hablan de la wicca como si fuera un estatus, no una religión. (“Soy wicca, ergo tengo poderes” en vez de “soy wiccano, ergo sigo una religión”)O van evangelizando a la gente a su paso.
    Yo tuve también una fase fluffy bunnie en mi adolescencia, que la verdad es que fue bastante light… y me arrepiento de ella del mismo modo en que me arrepiento de la ropa y el peinado que tenía con 15 años, como algo natural.
    Por eso pienso que lo que hay que hacer es luchar contra la desinformación, tanto para los no-wiccanos como los que empiezan.

  • Raeliano dijo:

    Has puesto Doqma en vez de Dogma. Borra este comentario después de que lo arregles

  • Harwe dijo:

    Pone dogma con g (prueba: Ctrl + F: dogma, verás la palabra). Se ve así de raro por un problema de interlineado que en cuanto tenga tiempo arreglaré. Gracias.

  • espiral dijo:

    Hola chicos! les faltó poner que también los fluffy bunnies son capaces de mezclar creencias tipo judio-musulmán o también decir que hay “wicca cristiana” neta me he encontrado personas que afirman eso y la verdad… pues en vez de evolucionar hacía algo bueno, si evolucionan pero a ser más fluffy bunny.
    Confieso que yo también tuve mi etapa fluffy y si me dio verguenza, después comencé a investigar… y creo que eso se me pasó… ojalá los chicos que buscan, también leyeran al menos.,.. y se formaran su propio criterio .

  • Yoko dijo:

    El gran tema es que los Fluffies no se reconocen como tales!

  • heliana dijo:

    Que padre articulo!!!! pues si hay muchos que piensan que porque se pongan cuarzos hasta abajo de la lengua ya son Wiccas y nno es asi, gracias que yo me he topado desde el principio con personas que saben de magia y me hubican donde pertenezco y nunca he caido en hacer las cosas que estos sujetos hacen en sus videos o blogs

  • Remo dijo:

    Este asunto de los Fluffy Bunnies es, en la mayoría de los casos, una etapa, y es cuando recién se comienza. Yo pienso que esto se da porque, admitámoslo, en un principio la Wicca puede parecer bastante atemorizante. Y una vez dado el primer paso, se tranquilizan a ellos mismos aferrándose a la idea de que todo es luz, amor, “has lo quieras y nadie dañes”…. En fin. Como si se dijeran a si mismos: “todo esta bien, de todas formas voy por el camino del bien, el amor, etc.” Acentuándose todavía más cuando se esta solo y no hay nadie quien los guie. Pero como bien dicen es solo un proceso de maduración para unos y paciencia para otros.
    Además, cuando recién se comienza en la Religión, inevitablemente se pasa por un periodo de “enamoramiento”, alegría y euforia; quieres gritarlo a los cuatro vientos, porque de repente muchas cosas comienzan a tener sentido y te sientes bien contigo mismo. Es todo. No hay que ser tan drásticos.

  • Wintercat dijo:

    Son solo ideas preconcebidas que los chicos nuevos tienen de la Wicca. Pero con el tiempo y mucho estudio se deja de lado.

  • AtheistWitch dijo:

    Hola, gracias por el artículo. Yo personalmente creo que es un tema al que se le da demasiada importancia en los círculos paganos.

    He aquí unas ideas sobre los fluffy que he puesto en mi blog (en inglés). No dudes en echarle un vistazo si quieres.

    http://atheistwitch.blogspot.com/2011/12/fluffy-bunnies-give-me-break.html

  • Pingback: De prejuicios hacia la Wicca, dentro y fuera | 13 lunas - Blog sobre Wicca y Paganismo en español

Responder a Ángel Luis Pérez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi último libro publicado
¡Síguenos en Twitter!
Entradas por categoría
Entradas por fecha
Ouróboros, Webring pagano
Miembro de PFI España